Las fotos en los carteles y la comunicación

Los carteles, tengan objetivos tanto publicitarios como comunicativos, son elementos que ayudan a llegar a los posibles clientes o consumidores. Todo depende de cuál sea nuestro público, como explica Daniel Ketchum en eHow, pero a grandes rasgos podemos recalcar la importancia de la fotografía en todos los carteles, ya que es la que se encarga de llamar la atención de la “audiencia”.

Normalmente, cuánto más original y llamativa sea la fotografía, más fácilmente podremos llamar la atención de nuestro público. Hay veces que las imágenes más minimalistas son las que más fácilmente resaltan, pero de todas todas hay que jugar con los colores y el contraste de las fotos para que puedan verse antes que los carteles de al lado. Pamela Wardner nos muestra que hoy en día también se usan mucho los dibujos e incluso las infografías para los carteles, pero una foto siempre da una imagen más real y además, suele ser más llamativa.

Cartel de Musika Parkean en Flickr.

Cartel de Musika Parkean en Flickr.

Al mismo tiempo, la foto tiene que ser pertinente, teniendo y mostrando una evidente relación con el mensaje y con su contenido. Es decir, por mucho que la función principal del cartel sea llamar la atención, ésta no es un mero acompañante, sino otro elemento más para informarse, aunque sea implícitamente. Si estamos hablando de un evento que tendrá lugar en un polígono, no es coherente que en la foto aparezcan unos jardines, por muy llamativos que puedan quedar, habría que buscar otro motivo que lo identifique. Asimismo, si la imagen tiene un mensaje claro, más fácil será que las personas interpreten de qué trata.

Hay que recordar que la información esencial de un cartel (lugar, hora, fecha, etc.) se transmite mediante texto, ya que es más fácil de comprender. Por eso mismo es tan importante que en la foto haya zonas “con aire”, donde no hay ningún elemento importante, para que el texto tenga suficiente espacio y no se obstruya ni la comprensión ni la parte artística y visual de la fotografía.

Cartel de Dansem.

Cartel de Dansem.

Por último, es imprescindible que el cartel concuerde con el estilo de las demás herramientas de comunicación, tema tratado ya en el post “La importancia de definir un estilo en las fotografías de empresa” para que se pueda relacionar directamente con la empresa creadora. Por supuesto, todas estas reglas pueden romperse, pero debe haber una razón para hacerlo, y sobre todo, debe quedar claro para no crear demasiada confusión.

Anuncios

La importancia de las infografías para la comunicación

La importancia de la comunicación visual es cada vez más evidente, solo hace falta ver la cantidad de posts de Facebook cuyos protagonistas son las fotografías o el auge que redes sociales especializadas en elementos visuales como Instagram o Pinterest están teniendo. Hoy vamos a hablar de otro elemento visual que se utiliza cada vez más en la comunicación: la infografía.

Este vídeo explica qué es una infografía y para qué sirve:

 

Ahora bien, ¿por qué una empresa debería utilizarla? Vamos a tratar los puntos clave:

  • Recoge información importante de manera sencilla: las personas pueden entender mucho mejor la información a través de gráficas o dibujos acompañadas por números.
  • Hace que las demás personas ahorren tiempo: si está bien diseñada, todo el mundo puede comprender la información rápidamente.
  • Llama mucho la atención: las infografías saltan fácilmente a los ojos, por lo que son muy útiles para recalcar aquello que queremos o lo más importante, ya que es muy probable que las personas se vayan a fijar en ella.
  • Es fácil de compartir: una infografía no necesita información complementaria; si está bien hecha, se explica por sí sola, por lo que se comparte como cualquier otra imagen en las redes sociales.
  • Puede ayudar al crecimiento de la marca: si es una infografía con datos relevantes y se comparte muchas veces en la red, si incluye el logo o el nombre de la empresa que la ha creado puede hacer que la marca sea más reconocida.
  • No hace falta ser un genio para hacer buenas infografías: hoy en día hay muchísimas aplicaciones y webs que nos ayudan a hacer unas infografías increíbles. La web Más Qué Negocio recoge algunas de ellas, como ChartsBin o Infogr.am.
Infogr.am

Infogr.am

En resumen, una infografía suma brevedad, sencillez y originalidad para mostrar información relevante de manera visual, como explican en Ofifacil. Y si todavía hay alguna otra duda, solo hay que mirar esta infografía sobre infografías.

Diseñada por Ivan Cash.

Diseñada por Ivan Cash.

La fotografía para la Comunicación Interna

Hasta ahora la mayoría de posts trataban de la comunicación externa de una empresa. Pese a ello, cabe recalcar que la fotografía también puede ayudar a mejorar la comunicación interna, fortalecer el entorno laboral y revalorizar la cultura empresarial. De las muchas herramientas que puede haber para revalorizar las relaciones y la comunicación en el centro de trabajo, en este post trataremos algunas de las “menos favorecidas” en cuanto a fotografía se refiere.

Boletines, comunicados, etc.

Estos documentos son tradicionalmente muy utilizados para mantener a los empleados informados acerca de los eventos realizados o a realizar, los resultados de la empresa, etc. Aunque el objetivo principal, la frecuencia y la extensión no sean los mismos, podemos decir que son herramientas textuales que, aunque se usen para la comunicación descendente (de arriba hacia abajo en la jerarquía de la empresa), a menudo no tienen el resultado esperado. De hecho, muchas personas ni siquiera los leen por falta de interés o de ganas.

Por eso mismo, mediante los elementos visuales podrían resultar más atractivos:

  • Con las infografías se podrían mostrar los números de manera mucho más visual y fácil de entender. Con ellas, los empleados accederían directamente a la información más importante y las podrían guardar en su memoria.
  • Gracias a las fotos pertinentes se podría llamar la atención bien para informar a través de ellas o bien para trasladarla luego al texto al que acompaña. Si la información es solo un útil de decoración realmente no sirve para nada, por eso hay que tratar de añadir imágenes que realmente aporten valor informativo y que completen el texto.
Tablón de anuncios

Parece evidente que es algo muy visual y fácil de entender, ya sea “físico” o digital, no obstante, a menudo se utiliza para añadir notas o papeles sin ningún elemento visualmente atractivo. Por eso, además de para mostrar fotos que puedan traer buenos recuerdos, el tablón de anuncios puede ser adecuado para anunciar cualquier cosa que repercuta a los demás a través de las imágenes, siempre y cuando ayuden en el proceso de información. Por ejemplo, una foto del lugar en el que se propone que se haga una actividad en grupo.

Intranet

Una intranet está llena de diferente contenido que concierne a la empresa y a sus trabajadores. Tiene diferentes secciones dirigidas a diferentes personas. Sin embargo, y pese a todas sus funciones, haciendo uso de las fotos se puede trabajar en las relaciones informales. Por ejemplo, el hecho de compartir álbumes de eventos realizados en la empresa, o de conferencias, o de algún tipo de formación que haya tenido éxito, puede traer buenos recuerdos a los empleados, hacer que se sientan parte del equipo y así, mejorar el ambiente.

Decoración de la oficina
Una oficina blanca y minimalista puede transmitir tranquilidad y sobriedad, pero no la importancia del trabajo en equipo.

Una oficina blanca y minimalista puede transmitir tranquilidad y sobriedad, pero no la importancia del trabajo en equipo. Foto de Tobias Mikkelsen en Flickr.

Una decoración adecuada es imprescindible tanto para la productividad como para la comodidad de las personas dentro de la empresa. Añadir fotos puede ser la guinda para mejorar la motivación. En la pared, se pueden añadir fotos de eventos realizados, de buenos momentos pasados en equipo, o incluso de premios obtenidos gracias al esfuerzo de todos. Sin embargo, según Oficina y Bienestar, no es recomendable mostrar fotos de lugares exóticos o de ensueño, porque puede traer tanto distracción como frustración. También puede ayudar que cada persona tenga fotos en su mesa, como es habitual, de su familia o de buenos momentos personales, para poder relajarse un poco al mirarlas.

¿Qué lugar tiene la expresión artística en las fotos para la comunicación empresarial?

Aunque el objetivo de una fotografía utilizada para la comunicación empresarial no sea artístico, las fotos estéticas siempre llaman más la atención y quedan más fácilmente en la memoria. Según recoge “Actas de Diseño”, es cierto que todo depende del objetivo comunicativo; si hablamos de publicidad entendemos que no solo la fotografía tendrá un escenario, unos protagonistas y un mensaje estratégico, sino que la edición de la misma será casi más importante que la sesión.

¿Pero qué pasa con las fotos de nuestra web, de nuestros perfiles en las redes sociales? ¿Qué lugar tiene la expresión artística, la estética, en estas fotos? Veamos algunas claves:

  • El mensaje tiene que ser claro: por muy “bonita” que pueda ser una foto, si no comunicamos algo claro nuestra oportunidad se perderá. A veces es mejor no pasarse con los brillos, el contraste y los colores para que el significado de la foto se pueda percibir más fácilmente.
  • El elemento principal debe sobresalir: ya sea una persona, una prenda o un refresco, e independientemente del tipo de comunicación que estemos realizando, el “protagonista” de la foto tiene que ser el elemento en el que fijemos la atención nada más ver la foto. Por lo tanto, el fondo o los elementos complementarios no pueden ser más llamativos que aquello en lo que queremos que se fijen.
Esta foto de la web de Brandy Melville es estética, pero lo principal son la chica y su vestido.

Esta foto de la web de Brandy Melville es estética, pero lo principal son la chica y su vestido.

  • Tiene que haber una coherencia respecto a la imagen de la empresa: si es una consultora cuya sede está en Madrid y su logo es en blanco y negro, es bastante obvio que sería chocante e incoherente que las fotos de la web fueran muy coloridas, el escenario fuera el mar y las personas aparecieran en traje de baño, ¿no? Dicho de otra forma, como explican en el blog Dircomtomía, tiene que ser coherente con la identidad visual de la empresa.
Foto de Facebook que concuerda con las posibilidades que ofrece la plataforma.

Foto de Facebook que concuerda con las posibilidades que ofrece la plataforma.

  • El contexto debe tener relación con lo que estamos transmitiendo, y si no, debe haber un buen motivo: que una lavadora aparezca en una isla desierta no parece muy lógico a no ser que el mensaje sea rompedor y quede claro el porqué del escenario.

Por lo tanto, jugar con los escenarios, los elementos, los colores, la edición, etc. puede hacer de algo simple una foto que todo el mundo recordará. Hay que dar lugar a la expresión artística para crear algo original, diferente y llamativo, pero siempre recordando cuál es nuestro objetivo y que las personas tienen que conectar fácilmente la foto con la empresa.