Las fotos en las newsletters para una comunicación eficaz

Cada vez más empresas recurren a la newsletter para informar a sus clientes o consumidores de nuevos productos, ofertas especiales o próximos eventos. Es útil para mantenerlos al día y al mismo tiempo hacer que el tráfico de la web aumente. Obviamente, como en todas las herramientas de comunicación mencionadas, en la newsletter la fotografía también tiene su función, sobre todo resaltar la información. Ahora bien, ¿cuáles son los puntos a tener en cuenta para sacar el máximo partido a esta forma de comunicación?

Ante todo, cabe aclarar que no es necesario que todos los elementos informativos lleven una foto. Teniendo en cuenta que son personas que a las que interesa de por sí el contenido que les vamos a enviar (o al menos así debería ser, porque han tenido que suscribirse), no es necesario que la foto sea el elemento principal para llamar su atención. En Informz mencionan que lo más adecuado para una newsletter es que sea 70% texto y 30% foto.

Newsletter de Nikonistas con una única fotografía.

Newsletter de Nikonistas con una única fotografía.

Evidentemente, las fotos hacen que el elemento textual de al lado resalte, así que si hay varias fotos, es importante que haya diferentes tamaños, diferentes colores e incluso diferentes usos del contraste. Así, se podrá hacer que una foto resalte más sobre la otra, siendo más probable que los usuarios hagan clic en el elemento más importante para nosotros, aquél que hemos hecho más llamativo.

Al mismo tiempo, es mejor que la foto sirva para ayudar a comprender aquello que el texto no dice. De esta manera, la fotografía servirá como incentivo para que los usuarios hagan clic en ella y así accedan a la página web. Si la foto no tiene relación directa con el texto, o no se puede interpretar con facilidad a qué se debe, es posible que las personas hagan clic en ella, pero sin saber por qué, por mera frustración, lo que no es un acierto para una comunicación eficiente ni eficaz.

Newsletter de SNCF, donde las fotos sirven para comprender mejor el texto.

Newsletter de SNCF, donde las fotos sirven para comprender mejor el texto.

Por último, es importante recalcar la importancia de lo visual, como menciona Maxcf, independientemente de la herramienta de comunicación que estemos utilizando, porque salta más fácilmente a los ojos y porque es más fácil de recordar. Por eso mismo puede ser útil mostrar también infografías o animaciones para que la lectura sea más amena, requiera menos tiempo y la comprensión sea más eficaz.

Newsletter de Disneyland Paris con una animación.

Newsletter de Disneyland Paris con una animación.

Anuncios

Dónde buscar imágenes para un blog empresarial

En el post anterior explicábamos que es recomendable que una empresa añada sus propias fotos los posts de su blog. Sin embargo, no siempre es posible, lo que nos lleva a preguntarnos dónde podemos encontrar una foto que encaje con el tema que estamos tratando. Incluso aunque parezca difícil, no hay que desesperar, porque hoy en día es sencillo encontrar lo que buscamos, aunque a veces lleve su tiempo. Pero hay que saber dónde buscar.

Hemos recopilado algunos bancos de imágenes gratuitas y con Creative Commons que permiten completar un post. Son una herramienta perfecta cuando no se tienen muchos recursos y cuando no se quieren tener problemas al compartir el trabajo de otros. Eso sí, se recomienda revisar siempre la licencia general de la página web y por si acaso, de cada foto. También puede evitarnos problemas el hecho de mencionar siempre al autor incluso añadir un link con la dirección en la que se ha encontrado. Aquí van algunos bancos de imágenes:

Flickr: búsqueda avanzada

Flickr búsqueda avanzada

Puede convertirste en una buena aliada para encontrar fotos de alta resolución y sobre todo, originales. Quizás requiera algo más de tiempo porque las etiquetas no están tan bien definidas como en otros bancos de imágenes, y porque cada foto lleva una licencia Creative Commons diferente. También se pueden filtrar las fotos por diferentes licencias, lo que puede ser muy útil si sabemos lo que buscamos. Lo mejor de esta red social es que hay fotos de todo tipo, y algunas mucho más cercanas a la vida real.

Stockvault

Stockvault

En esta plataforma hay más de 51000 fotos para descargar gratuitamente. No hace falta estar registrado para hacerlo y la resolución de algunas fotos es verdaderamente increíble. Muchas fotos se aproximan a los términos de la búsqueda.

Morguefile

MorgueFile

En este banco de imagines dispone de más de 333000 fotografías gratuitas, no hace falta estar registrado, y la calidad de las imágenes es más que aceptable. Puede suceder que algunas de las fotos no tengan nada que ver con la etiqueta utilizada para la búsqueda.

Google: búsqueda avanzada

Google búsqueda avanzada

Es algo parecido a la búsqueda avanzada de Flickr. Las etiquetas son más precisas, pero la calidad de las fotos no siempre es muy buena. Aquí también hay que mirar la licencia de cada foto, o filtrar la búsqueda por diferentes licencias. Lo bueno que tiene Google es que te permite subir una foto y encontrar una parecida. Por lo que, si ya tenemos una foto pero no la podemos usar por su licencia, a veces podemos encontrar una con Creative Commons.

Free images

freeimages

Tiene más de 410000 fotos que se pueden descargar en alta resolución. Las imágenes se pueden buscar mediante etiquetas y hay tanto fotos como dibujos. ¿Lo “no tan positivo”? por un lado, hace falta estar registrado para poder descargarse las imágenes, y por otro, muchas imágenes no se corresponden al 100% con la etiqueta buscada.

PhotoRack

Photorack

En PhotoRack hay más de 27000 fotografías clasificadas por categorías. El tamaño de las fotos no es tan grande como en los otros bancos de imágenes mencionados, y para encontrar una foto hay que buscar en las categorías que ya existen (no permite la búsqueda por etiquetas), pero puede ser un buen complemento.

Por qué mostrar antes fotos que vídeos para la comunicación empresarial

Es cierto que la comunicación multimedia está en auge, y que todos los elementos son complementarios para comunicar de manera más eficiente. Es más, es recomendable utilizar diversos tipos de elementos para que la comunicación sea más completa. Sin embargo, no todos tienen las mismas funciones, y por tanto, tampoco deberían usarse de la misma manera.

Es el caso de los vídeos, los cuales no son siempre tan adecuados como se piensa. He aquí unas cuantas razones:

  • Si el fotograma (una imagen del vídeo) que se muestra no es fácilmente comprensible a la vista del usuario, éste no hará necesariamente clic en el vídeo. Esto puede suceder porque no se imagina de qué va el vídeo, porque no lleva título alguno, porque no está incluido en ninguna sección, etc. Por lo tanto, no llama la atención, o si lo hace, pero el usuario está confuso, se pierde una gran oportunidad de mostrar algo o dar una explicación.
Coca-Cola España, donde el vídeo muestra un fotograma llamativo, pero sin dar explicaciones acerca del mismo

Coca-Cola España, donde el vídeo muestra un fotograma llamativo, pero sin dar explicaciones acerca del mismo

  • Requiere más tiempo que una imagen. Los vídeos son más amenos que los textos, es verdad, pero tardan más en captar la atención del usuario que lo que tarda una imagen. Además, el usuario tendrá que estar concentrado durante más tiempo para entender el mensaje, y tendrá que clicar varias veces para poder visualizarlo, lo que a menudo se hace pesado.
  • O por el contrario, menos… Algunos usuarios necesitan más tiempo de lo que en realidad dura un vídeo para comprender el mensaje. Esto puede llevarles a pausarlo a menudo o a tener que empezar de nuevo, lo que no ayuda a tener una experiencia satisfactoria. Con una imagen que acompaña a un texto, en cambio, la atención se puede captar fácilmente y el usuario puede usar el tiempo que necesite para leer y comprender el texto.
  • Si un usuario pasa más tiempo del que querría viendo un vídeo y finalmente no es lo que esperaba, se sentirá frustrado, decepcionado o incluso enfadado por haber tenido que “invertir” o “perder” su tiempo en ello. Y a menudo es más difícil enviar un mensaje en formato vídeo, tanto por su complejidad de creación como por el grado de concentración y esfuerzo que requiere para el usuario.
  • Los vídeos no se pueden ver en todas partes ni en todo momento. Si alguien tiene prisa, está rodeado de más personas a las que el ruido puede molestar, no sabe de qué va el vídeo y está con más personas, no lleva cascos, etc. es probable que no vaya a ver el vídeo. Si fuera un texto con una foto, podría verlo, al menos por encima, sin importar quién estuviera alrededor.

Con todo ello, es recomendable combinar diferentes formatos para comunicar un mensaje al usuario. Si las imágenes son los elementos que más rápidamente llaman la atención, se puede jugar con ellas para transmitir más información mediante un vídeo o un texto. Pero, cabe repetirlo, un vídeo también tiene que ir acompañado de más fuentes de información.

Grupo Fnac francés

Grupo Fnac francés, donde el vídeo no está acompañado por ningún otro elemento que ayude a la comprensión del mensaje

En todos los casos, lo visual debe estar presente, como recogen en Wishpond, porque es lo que hace que el usuario clique en un link o en otro.

El papel de las fotos en la web respecto a los mapas de calor y el comportamiento del usuario

Los mapas de calor (en inglés, heatmap) son muy útiles para saber cómo distribuir el contenido de una página web, ya que muestran las zonas en las que el usuario más se fija cuando entra en la página, y así se puede conocer su comportamiento. De esta forma, el diseñador web decide dónde colocar los elementos más importantes para que sean los más visibles de toda la página, ya sean elementos textuales, visuales, etc.

Hay varias herramientas que podemos utilizar para crear un mapa de calor de nuestra página, como CrazyEgg o Clicktale, y funcionan de diferente manera; por ejemplo, analizando el movimiento del ratón o los clics que hace el usuario, haciendo un seguimiento de sus ojos, etc. como recogen en Ticbeat y Conversion XL. Cuando ya conocemos el comportamiento de los internautas en nuestra web, y dado que en este blog tratamos la fotografía, cabe hacerse una pregunta: ¿las fotos que estamos mostrando (o queremos mostrar) son informativas o un mero complemento? Porque, en efecto, importa mucho a la hora de colocarlas en un lugar u otro.

Normalmente las fotos suelen utilizarse para llamar la atención y hacer que el usuario lea el texto y haga clic en el enlace que más importante le parece a la empresa. Para ello hay varios puntos indispensables:

La parte superior de la página

El elemento más importante debe estar entre el centro y la zona superior de la página, puesto que es lo primero que mira el visitante. Por eso, muchas webs como Movistar acompañan sus ofertas de fotos llamativas, pero que al mismo tiempo informan. Así que, si la foto es un complemento que ayuda a entender la novedad, es recomendable que sea de tamaño grande y en color.

movistar

El usuario mira donde los demás miran

Si la foto es simplemente un acompañante y en realidad no explica nada importante, es mejor agrandar el tamaño de éste y hacerlo más llamativo que la foto. Cabe mencionar que, cuando hay personas en las fotos, el punto al que enfocan su mirada guía al visitante, como ocurre en el ejemplo que muestra Usableworld. Cambiando la posición del niño y haciendo que mire hacia el texto, se consigue que el visitante pase más fácilmente y rápidamente al mismo.

Usableworld

Mejor la parte izquierda que la derecha

El usuario suele pasar más tiempo mirando a la izquierda de la pantalla, por lo que los objetos importantes suelen colocarse en este lado, como se ve en IBM, ya que el título “Multinational no more” llama la atención sobre el dibujo. Si se hace al revés, es probable que el usuario se fije en la foto, pero luego no pasará a hacer clic en el link, sobre todo si la foto, por llamativa que sea, no guarda relación con los demás elementos.

IBM

Contraste y jerarquía

La información de las páginas web suele estar dividida de manera jerárquica, porque algunas novedades son más importantes que otras, y la empresa quiere que el usuario haga clic en las primeras. Por eso mismo es esencial que haya un contraste entre las fotos más o menos importantes, tanto en tamaño, en posición en la pantalla, en color iluminación, etc.

En cambio, si la foto es esencial para la comprensión de lo que estamos comunicando, es mejor que cumpla solo con algunos de los requisitos, como la zona de la página (mejor arriba y/o a la izquierda) y que esté en contraste con todos los demás elementos (las demás fotos y el texto, que en este caso sería el acompañante). Sin embargo, es recomendable que el propio link a la información se encuentre en la foto, y, de haber personas sobre ella, que miren hacia el frente, para no desviar la atención del usuario.

ZinemaldiaEn la web del Festival de Cine de San Sebastián, con un simple vistazo podemos recibir dos mensajes que se quieren comunicar; por un lado, que es la ediciñon número 62, y por otro, que se celebra en el Auditorio Kursaal, gracias a los elementos visuales.

Qué mostrar en las fotos de las páginas web

En el anterior post comentamos la importancia que tienen las fotos en las páginas web, pero… ¿de qué tipo de fotos estamos hablando? Al fin y al cabo, hay miles de cosas que podemos mostrar. Sin embargo, hay unos puntos que pueden convertirse en la clave para conectar con el público objetivo, independientemente del tipo de empresa que seamos.

Qué hacemos

Es indispensable que haya fotos que muestren el producto o el servicio de la empresa, el usuario necesita saber qué se le está ofreciendo, y si no lo puede ver, es muy probable que acuda a otra web. Esto es bastante evidente en las empresas que venden sus productos online, o acaso ¿alguien podría imaginar la web de Zara sin fotos de sus prendas?

Pero también es realmente útil para otro tipo de empresas como las que se dedican a los servicios, cuya oferta a veces es más abstracta y compleja de entender. Por lo que suele ser una buena idea mostrar una imagen de un trabajador con el cliente si hablamos, por ejemplo, de asistentes personales; o infografías con estadísticas si hablamos de consultoría, etc. Otra opción es acompañar el texto de una imagen que haga visible lo que se está diciendo (y por supuesto, que tenga relación con ello), para facilitar la comprensión y llamar la atención, como en la web de Consultoría Innova.

Consultoría Innova

Consultoría Innova

Quiénes somos

Cada vez es más frecuente que en las webs haya fotos de las personas que forman el equipo. Y la razón es muy simple: a la gente le gusta poner cara a las cosas. Al poder reconocer a las personas que están detrás de las empresas, de los proyectos y de los servicios, el internauta siente una mayor cercanía y confianza al poder descubrir parte de la realidad de la empresa. Al fin y al cabo, es una manera de crear una primera impresión en el posible cliente, y hacer que quiera “degustar” el trabajo de esas personas que aparecen en las fotos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Qué hemos hecho hasta ahora

Mostrar qué proyectos se han llevado cabo hasta el presente no es solo una forma de promocionarse, sino también de hacer ver al posible cliente que la empresa es eficaz, y que por tanto se puede confiar en ella para llevar a cabo más proyectos. Se pueden mostrar fotos de eventos organizados a los que asistió gente importante o que salieron bien, de los trabajos realizados para otros clientes, etc. Además, si la empresa ha recibido algún tipo de  reconocimiento o premio, mostrarlo de manera visual también puede ayudar a hacerse más atractivo para el posible cliente.

Web provisional de la agencia de publicidad Dimensión.

Web provisional de la agencia de publicidad Dimensión.

Aparte de estos tres puntos clave, hay otras cosas que podemos mostrar en nuestra web para crear una buena imagen en la mente del posible cliente y ayudar en la comunicación empresarial.

Cómo trabajamos

Mostrar fotos del día a día en la empresa puede ayudar a hacer ver que hay un buen ambiente de trabajo, que las personas de la empresa están a gusto, que las opiniones se tienen en cuenta gracias a las reuniones, etc. Así se puede crear una imagen más cercana y dar más confianza, trasladando la imagen interior al exterior.

Dónde estamos

Las fotos del lugar en el que se encuentra la empresa pueden ayudar a situarse al posible cliente, no solo geográficamente (si, por ejemplo, tuviera que ir a la propia sede de la empresa); también para percibir en qué clase de contexto se trabaja, porque puede decir mucho de la personalidad de la empresa. Por eso mismo es recomendable mostrar una foto de la sede de la empresa.

En el caso de la imagen de abajo, de Ikusi, se ve que el edificio es sencillo pero moderno, y que está más o menos en contacto con la naturaleza, lo que hace presuponer que se le da importancia al medioambiente.

Ikusi

Página web de Ikusi, donde muestran una foto del edificio en el que se encuentran en la sección de información sobre la empresa.